Autor: admin23

Las claves del Louvre, consejos y trucos

Te contamos los mejores consejos y trucos para visitar el Louvre. Ahorrar tiempo, dinero y aprovechar al máximo tu viaje a París. El Louvre es uno de los museos más famosos del mundo. Es una parada imprescindible en tu paso por la capital francesa. Pero su enorme colección genera muchas dudas ¿Por dónde empiezo? ¿Cuáles son las obras más importantes?

Lo imprescindible del Louvre

El museo expone más de 35.000 obras, de las cuales aproximadamente 7.000 son pinturas. Es completamente imposible visitarlas todas en una sola mañana así que las grandes estrellas del Louvre son: la Gioconda, o también llamada Mona Lisa, La Venus de Milo, la Victoria de Samotocracia, las bodas de Canáa entre muchas otras. En la página web del museo hay un PDF donde destacan las obras más importantes de cada planta, sección y época. En la misma web también hay elaboradas diferentes rutas en función de tus intereses a la hora de visitar el museo. Os recomendamos que le echéis un vistazo porque está muy bien organizado.

Consejos para ahorrarse las colas

Miles de turistas visitan el museo a diario incluso en temporada baja. Es por eso por lo que sea el día que sea encontrareis una larga cola para entrar en el museo. Es verdad que en verano la cola se intensifica, pero hay maneras de evitar estar horas y horas de pie esperando. Nuestros consejos para visitar el Louvre son comprar la entrada con antelación mediante la página web o en puntos de venta que podréis encontrar por la ciudad y no entrar por el acceso de la pirámide.

Consejos: ¡No entrar por el acceso de la pirámide del Louvre!
Autora: Deborah Bates

Distintas entradas

La mayoría de los turistas hacen cola en la entrada de la famosa pirámide de cristal. Lo que pocos saben es que hay distintas entradas para acceder al museo donde hay menos gente. La primera es desde el Metro Palais-Royal-Musée-du-Louvre. En segundo lugar, hay también un acceso desde el centro comercial que se encuentra en el 99 Rue de Rivoli. Y finalmente, se puede entrar junto al Arco de Triunfo del Carrusel del Louvre.

Horarios

El museo del Louvre abre a las 9 de la mañana y cierra a las 6 de la tarde. La mejor hora para visitarlo es bien temprano por la mañana o de 4 a 6 de la tarde. Aún así, la afluencia de turistas es siempre constante.

Los miércoles y los viernes el museo se puede visitar por la noche porque no cierra hasta las 9:45. ¡Hay que recordar también que cierra totalmente todos los martes!

Entrar gratis

Continuamos con los consejos para el Louvre con un bombazo: la mayoría de los museos de París son gratuitos para los jóvenes de entre 18 y 26 años residentes en la Unión Europea. Solo tienes que enseñar el carné de identidad y ya te validan la entrada. En el caso del Louvre también se cumple la norma. Los jóvenes de la Union Europea se ahorran 15€ de entrada en este caso.

Este descuento total también se aplica a los otros museos importantes de la capital francesa, que también valen mucho la pena, como por ejemplo el Orangerie, el Orsay, el Picasso o edificios como el Panteón la Santa Capilla, el Palacio de Versalles entre muchos otros más también son totalmente gratis para los jóvenes de la UE.

¡Si os interesa la cultura y estais planeando un viaje a Londres, podeis consultar esta otra entrada del blog!

Referencias

Edimburgo en invierno ¿Qué llevo en la maleta?

¿Qué tiempo suele hacer durante el invierno en Edimburgo? ¿Qué ropa me meto en la maleta? La capital escocesa destaca por un clima cambiante. Un mismo día puede ser soleado, después con fuertes vientos y más tarde puede llover a cántaros. Aún así intentaremos solucionar algunas dudas y darte los mejores consejos posibles.

El clima de Edimburgo en invierno

El clima de Edimburgo es oceánico templado, eso quiere decir que a lo largo del año no hay cambios bruscos de temperatura. Los inviernos son fríos, pero mucho menos que otras ciudades a la misma latitud (las temperaturas no suelen bajar de los cero grados), y los veranos son suaves con máximas de entre 20 y 25 grados.

La media de temperatura máxima en Edimburgo en los meses de invierno es de entre 7 y 9 grados. En cambio, la media de la temperatura mínima es de entre 1 y 3 grados. Son también los meses donde llueve más, aunque es el dato que menos cambia respeto a otras estaciones. En los días de invierno suele llover 12 días al mes y en verano 9 días al mes.

La lluvia y el viento son constantes a lo largo de todas las estaciones del año. Es quizás lo que mejor caracteriza la ciudad. Edimburgo es también el ejemplo perfecto de la expresión “4 estaciones en un mismo día”. El día en la ciudad puede empezar con una tormenta y un fuerte viento y al cabo de unos minutos dar paso a un magnífico día soleado.

Scottish National Gallery, Edinburgh
Día nublado en Edimburgo (Galería Nacional de Arte de Edimburgo)
Autor: Steffen Zahn

La Royal Meteorological Society

Los datos meteorológicos que hemos consultado para este artículo son registrados por la Scottish Meteorological Society que se fundó en el año 1855 en Edimburgo por David Milnie-Home. Era una asociación privada subvencionada por particulares que deseaban almacenar los registros meteorológicos para mejorar la agricultura. Esta sociedad fundó el observatorio en Ben Nevis, una de las montañas más altas de todo el Reino Unido. En el año 1921, la sociedad se unió con la Royal Meteorological Society.

Hacerse la maleta

La clave para hacer la maleta es llevarte ropa que te permita cierta flexibilidad. Lo mejor es vestirse a capas que te permitan adaptarte en función de cada momento. Lleva jerséis que puedas quitarte fácilmente y lo mismo con las bufandas o gorros.

También es muy importante que lleves una chaqueta y calzado impermeable, porque como hemos dicho, la lluvia es una constante de la capital escocesa. Por eso mismo te aconsejamos que no paralices tus actividades por la lluvia. Con una buena chaqueta puedes pasear bajo la lluvia como los propios edimburgueses. También debes llevarte un buen paraguas, aunque si el viento sopla fuerte, de poco te va servir. Es mejor ponerse la capucha y seguir tu ruta por la maravillosa ciudad.

¡Si empieza a llover mucho o sopla con mucha fuerza el viento siempre te puedes refugiar en una bonita cafetería o pubs donde podrás probar el Whisky escocés, la ciudad está repleta!

Horas de sol en Edimburgo

En invierno las horas de luz son más escasas. El sol sale entre las 8 y las 9 de la mañana y se pone entre las 16h i las 17h, así que te recomendamos aprovechar al máximo estas horas para estar paseando y disfrutando de los bonitos edificios y plazas de la ciudad. En esta página web puedes consultar los horarios del amanecer y el atardecer.

Las fuentes utilizadas para escribir este artículo han sido: The Meteorology of Edinburgh y el diario medioambiental de la ciudad.

  • Mossman, R. (1897). XX.—The Meteorology of Edinburgh. Transactions of the Royal Society of Edinburgh,38(3), 681-755. doi:10.1017/S0080456800033445

La ruta más tenebrosa de Edimburgo

Te proponemos visitar Edimburgo con una ruta tenebrosa que resigue los lugares más tétricos de la ciudad… ¿te atreves? A la luz del día, la capital escocesa es una preciosa ciudad de Europa, llena de contrastes entre los edificios centenarios que forman calles laberínticas y la elegante Ciudad Nueva. Sin embargo, cuando cae la noche, las leyendas, historias y mitos siniestros cobran vida…

Callejón de Patrick Geddes Steps de Edimburgo
Autor: bummelhummel
De Pixabay

La ruta más tenebrosa de Edimburgo

Podemos empezar la ruta en el Castillo de Edimburgo, uno de los sitios más conocidos de la capital escocesa. Cuenta la leyenda que, durante una sangrienta batalla, un niño que se encontraba en el castillo intentó avisar a los habitantes que llegaban los enemigos. El niño tuvo tan mala suerte que un cañón le voló la cabeza cuando estaba intentando prevenir el ataque. Desde entonces, muchas personas que han visitado el castillo dicen haber visto el fantasma de aquel niño que se quedó sin cabeza.

Continuamos la ruta en el Cementerio de Greyfriars, cuyas tumbas sirvieron de inspiración para la escritora de Harry Potter, J.K Rowling. En este cementerio está enterrado George Mackenzie, llamado también sangriento Mackenzie. Este apodo se le puso tras haber torturado cruelmente a sus presos.

En una tumba sin nombre se dice que hay enterrado Deacon Brodie. Los habitantes de la ciudad dicen haber visto el fantasma de Brodie paseando or la ciudad con un vestifo negro y una linterna vieja. Si lo ven lo reconocerán también por el estridente sonido de las llaves que lleva siempre en su bolsillo.

Más fantasmas de Edimburgo

Si todavía queréis continuar con la ruta, os invitamos a ir al Mary King’s Close, un pequeño callejón donde se rumorea que está el fantasma de Annie, una niña que fue abandonada por sus padres en ese preciso lugar. Si llegais hasta la parte de arriba de la calle podréis observar como la gente deja sus juguetes viejos para el fantasma de la pequeña niña.

Uno de los fantasmas más conocidos que también deambula por la ciudad es el de Mary Queen of Scots, la monarca escocesa que terminó siendo decapitada por su prima y reina de Inglaterra tras muchos años de cautiverio. Se dice que su fantasma suele vagar por los Jardines del Palacio de Stirling y las calles de los alrededores…

Si estamos cansados de tanto andar, podemos parar a hacer un descanso en The Mitre, una taberna muy conocida de Edimburgo donde había vivido el obispo de St Andrews. Algunos edimburgueses dicen haber visto el fantasma del obispo alguna noche ¿Será por el güisqui escocés?

Si no te conformas con ver la superficie puedes también aventurarte a descubrir el Edimburgo subterráneo. Las misteriosas bóvedas de South Bridge son muy conocidas y contienen criptas y cámaras. Las criptas también se pueden visitar desde los edificios vecinos ya que algunas quedaron integradas, como en The Banshee Labyrinth, el pub más embrujado de la capital.

Para visitar estos sitios lo mejor es hacerlo de noche. Atrévete a estremecerte de miedo en una de las ciudades más bonitas de Europa.

Referencias

Funciona con WordPress & Tema de Anders Norén